Un paso a nivel cerca de la desaparecida estación de Ortilla-Marracos

Las huellas del trazado de la línea de ferrocarril Zuera-Turuñana, pese al desmantelamiento del trazado, continúan. Desaparecieron los edificios de las estaciones de Gurrea de Gállego y Ortilla-Marracos, se mantienen a duras penas Piedramorrerra-Biscarrués y Turuñana -ésta ya en la línea Huesca Ayerbe-, hay puentes... pero también hay sorpresas.
Cerca de la estación de Ortilla-Marracos en dirección a La Sotonera, había un paso a nivel. Perviven en la carretera las señales con barras que anuncian la proximidad de esta situación y, al llegar, se ven las vías que atraviesan el asfalto de la estrecha carretera. Sobre todo una de ellas.

Los raíles siguen atravesando la estrecha carretera
En un extremo se ve un trozo de raíl y uno de los tornillos que lo sujetaban a la traviesa. Luego, tras un desnivel, se ve un poco del trazado y alguna traviesa. Todo bien emboscado, como en casi todo el trayecto.
Trozo de raíl y tornillo que lo sujeta. La mosca se apuntó sin ser invitada
De la estación de Ortilla-Marracos solamente quedan los árboles que había junto al edificio principal.
Me parece que estoy en la vía, junto al almacén y mirando a la estación de Ortilla-Marracos
La persona interesada en conocer cómo era la estación poco antes del derribo puede acudir al blog «El retablillo», de Carlos Urzainqui Biel, quien la fotografió:
Estación de Ortilla-Marrracos 

Comentarios