El olivo de Grustán

Olivo frente a la parroquial de Grustán
Este olivo es un privilegiado. Disfruta de unas excelentes vistas de la confluencia de los valles del Ésera y el Isábena en Graus. Está en Grustán, un pueblo deshabitado, frente a la parroquial. Pero aunque sea triste este silencio, me parece que compensa lo que ve desde tan privilegiada atalaya. También es un buen sitio para sentaser, descansar y comer un bocadillo, tras un paseo desde Graus, por la ermita de San Miguel y la ruta de los miradores. El reloj de sol de la torre de la parroquial marcaba la una. Para ver el panorama hay que subir desde Graus a Grustán. Vale la pena. Me parece.
Reloj de sol de Grustán

No hay comentarios :

Publicar un comentario