Ebanistas y limpiadoras

Reflejo de una lámpara y una barandilla en la escalera de una vivienda
Volvía a casa tras el correspondiente paseo matutino. En la puerta de un patio, dos operarios con aspecto de ebanistas abrían la puerta y se quedaban parados al ver dentro a la limpiadora. Esta señora, que acababa de fregar el patio, miraba muy seriamente a los trabajadores. Pretendía terminar su trabajo sin sobresaltoa. Los ebanistas, supongo, querrían entrar algún mueble. Habían colocado un tope en la puerta del patio para facilitar su trabajo. En ese momento tropezaron con la mirada de la limpiadora,.Pasé de largo rápidamente. Supongo que los operarios habrán esperado un poco para entrar el mueble encargado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario