Estamos enfrente


Un comercio cambia de sede y se traslada a una más amplia. Está en la misma plaza, enfrente. Para informar a clientes y potenciales compradores indica el cambio con este cartel.
En este país, por lo que vemos, estamos igual. Hemos cambiado, o parece que vamos a cambiar, pero nos hemos colocado enfrente. No estamos al lado, nos situamos enfrente.
A la tienda le irá bien porque está muy cerca de la sede anterior y ofrece mejores condiciones de venta, pero para la sociedad colocarse unos enfrente de otros no parece lo mejor, sobre todo en tiempos difíciles donde lo importante es sumar. Me parece.

No hay comentarios :

Publicar un comentario