De Bierge a la fuente de Tamara



Fuente de Tamara y el remanso del río Alcanadre
El sendero que lleva de Bierge a la Fuente de Tamara es una buena alternativa para una mañana de asueto. El camino comienza en el aparcamiento que hay encima del salto de Bierge. Está perfectamente señalizado hasta el destino final de hoy, que es parte de un recorrido más amplio.
Al principio se pasa por un cómodo camino. Esta primera parte del recorrido, hasta un mirador, está adecuado para personas con discapacidad. El río Alcanadre junto al que discurre el paseo baja a la tierra llana a una cota mucho más baja que la que lleva el senderista.
El camino discurre casi siempre por una cota mucho más elevada que el río
Tras esta primera parte, el camino se vuelve sendero y va subiendo y bajando, alternando con tramos más planos, hasta el descenso definitivo para llegar a la Fuente de Tamara. Se puede cruzar el Alcanadre sobre unas piedras de grandes dimensiones, excepto un punto que son más menudas, pero ya se ha llegado al paraje que se buscaba. Vale la pena el esfuerzo. Son más de cuatro kilómetros recorridos en un par de horas, porque son precisas diversas paradas para disfrutar del paisaje, con el Huevo de Morrano actuando de referencia casi todo el recorrido.

El Huevo de Morrano, al fondo, es referencia casi constante en el sendero
El Alcanadre llega a la Fuente de Tamara tras superar el estrecho de los Fornazos en el descenso de la Peonera. El día 22 de enero no había nadie en este lugar. El silencio solamente lo rompían el ruido del agua que llegaba del barranco y algunos pajaricos que revoloteaban entre los árboles. Agua de color turquesa y silencio. Paredes verticales enfrente. Hizo amago de empezar a llover, pero fue un breve intento. El cielo se mantuvo nublado toda la mañana. Hay mas fuentes por aquí, pero con este recorrido pueden quedar satisfechas las ansias senderistas de nivel inicial-medio. Me parece.

El estrecho de los Fornazos, en el descenso de La Peonera

No hay comentarios :

Publicar un comentario