Un paciente michino

El michino en cuestión aguantó estoico hasta que el fotógrafo acabó
Un paseo por la población de Ibort puede deparar muchas sorpresas agradables. Entre ellas figuró este joven gato que, pacientemente, aguantó hasta que el visitante se organizó para hacer la foto e inmortalizar su imagen. Es un michino con proyección, sin duda. Otro día pasearemos por esta localidad cercana a  Sabiñánigo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario