Sierras de Gratal y Guara

Desde la cima de Gratal se ve, al fondo, la de Guara
La jota habla de las sierras de Gratal y Guara para acabar diciendo eso de «Huesca de mi corazón». Subir a la cima de Gratal es un buen desafío para una mañana de junio, sobre todo si el calor ha llegado antes de hora. Da igual. El sendero o el gasoducto tienen presencia permanente de excursionistas que suben a esta cima desde Arguis. Aquí se divisa toda la plana oscense hacia el sur y buena parte del Pirineo hacia el norte. Y a lo lejos, como en la foto, la cima de Guara dando sentido a la jota en cuestión. Tras la vuelta, una buena comida y una siesta reparadora hacen milagros.

No hay comentarios :

Publicar un comentario