El Cristo yacente y la Semana Santa oscense


Adoración al Cristo yacente (años 80)
Se acerca la Semana Santa y regresan los ritos y tradiciones. El paso ante el Cristo yacente, delante del altar mayor de la parroquia de Santo Domingo y custodiado por los romanos, es una de las imágenes más clásicas de estas fechas en Huesca. Es el preludio de la procesión del Viernes Santo. Los romanos han bajado desde la Catedral al la parroquia de Santo Dominmgo y San Martín. Comienza la adoración a la imagen, mientra se ultiman los preparativos de la exposición. 
La Archicofradía de la Vera Cruz adquirió en 1960 una talla del Cristo yacente para sustituir al existente en ese momento. Éste era un trabajo de Celestino Vila, quien talló cabeza y pies, cubriendo el resto del cuerpo con un manto de la Orden del Santo Sepulcro. La talla que ahora figura en la procesión del Viernes Santo y se venera en la Iglesia Parroquial de Santo Domingo y San Martín ese mismo día, es un trabajo de la escuela de José Capuz, autor de la imagen original. Cuando se compró, fue expuesta en los salones de la Diputación Provincial, en el antiguo edificio de los Porches de Galicia. Junto a la talla recien comprada, se colocaron figuras cubiertas con túnicas representativas de las diferentes cofradías. La sala donde se expuso fue muy visitada y el resultado de la escultura muy comentado. 
José Capuz Mansano nació en Valencia en 1884 y falleció en 1969. Este renombrado escultor expuso en Barcelona, Buenos Aires o Londres. Fue profesor de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Sus trabajos figuran en diversos museos y grandes edificios de España y otros países europeos. Capuz fue coetáneo de escultores como Victorio Macho o José Clará. 
Según escribió Félix Ferrer en la Nueva España del 3 de abril de 1960, la talla sigue la línea clásica de la imaginería. Presenta un Cristo sereno, con un minucioso estudio anatómico. El trabajo presenta una unidad de composición, permitiendo ver al espectador el tránsito espiritual del yacente e invitando a la meditación. Eduardo del Pino es el autor material de la estatua que tenemos en Huesca.  Pensionado para estudiar arte en Europa era en 1960 profesor de la Escuela de Artes y Oficios del Ministerio de Educación. 
El Cristro yacente desfila sobre una cama tallada por Cristóbal Mendoza en 1865 y restaurada en 1951. Con él, concluye la procesión del Viernes Santo. Tras varias horas de desfilar por las calles de la ciudad, su imagen serena se guarda hasta la próxima Semana Santa oscense.

No hay comentarios :

Publicar un comentario