Un domingo de romerías

El partido acabó con la lluvia como coprotagonista
El domingo ha sido una jornada romera, religiosa por la mañana y civil por la tarde. La ermita de Salas fue marco de la segunda de las romerías anuales a este santuario oscense. Misa, reparto de torta y festival de jotas componen tradicionalmente el programa. Menos gente que en la de mayo, seguramente porque todavía era mañana de piscina o excursión.
Ermita de Salas

Por la tarde, romería quincenal al pie de la ermita de San Jorge, en el campo del Alcoraz. Un empate con el Sestao que supo a poco. La lluvia adornó el final del encuentro y los del gol norte pudimos pasar a General, con su visera protectora. Intensidad intermitente ante un ordenado equipo que no lo puso fácil. Manolo, Toño y Miguel adormaron el tiempo con sus acertados comentarios y así aprendí un poco más. Hubo de todo, expulsiones incluidas. Qué tensión. Luego fue preciso volver pronto a casa para no mojarse, aunque la tormenta fuerte no llegó hasta entrada la noche.
La amenzante tormenta estuvo sobre el campo todo el partido

No hay comentarios :

Publicar un comentario