Casa Boticario y la memoria del farmacéutico

Casa Boticario en Escarrilla

Diferentes localidades altoaragonesas conservan entre sus calles edificios denominados Casa Boticario. Es posible que ahora no exista una farmacia en esa población o que el farmacéutico actual no tenga ninguna relación con la familia propietaria de ese inmueble.
Casa Boticario es la memoria que ha dejado un antiguo farmacéutico que ejerció en esa localidad hace tiempo, tal vez miembro de una saga familiar dedicada a la elaboración de medicamentos. 

Escudo en la fachada de Casa Boticario en Loporzano
Las hay que conservan el local dedicado a despacho de farmacia, un casi borrado pero legible rótulo pintado sobre una ventana que indica “Botica” -En Castejón de Sobrarbe- o una  puerta adovelada centrada en una ruina casi total, como sucede en Loporzano.
En este edificio estuvo la botica en Castejón de Sobrarbe

A veces, la memoria de los boticarios permanece en los lugares donde desarrollaron su trabajo. 


Casa Boticario en Palo

A veces se conserva la casa de la familia de donde salió una importante saga familiar en la farmacia oscense, como es el caso de la Casa de los Llanas de Fonz.


Casa Llanas en Fonz

En Lupiñén se conserva Casa Boticario. Es un edificio reformado, que conserva un escudo de España en su fachada.


Escudo de Casa Boticario en Lupiñén

Los edificios son de características muy diferentes. Van desde la casa sencilla hasta inmuebles de empaque.


Casa Boticario en Angüés

En Yebra de Basa está Casa Boticario. Aquí comenzó, antes de trasladarse a Sabiñánigo, Leonardo Coli Escalona.


Casa Boticario en Yebra de Basa
A veces, el recuerdo es solamente la memoria, pero tal vez la reforma de la fachada haya respetado algún elemento decorativo que tenía cuandoe farmacia, como sucede en Ayerbe.

Detalle decorativo en la fachada de Casa Boticario en Ayerbe

No hay comentarios :

Publicar un comentario