Las muelas del molino abren la boca

Muelas del molino de Aso
Parece la boca de un animal que se está alimentando de la vegetación de su entorno. En realidad son las dos muelas del molino de Aso, cerca de Sercué, en el entorno del cañón de Añisclo. Hace tiempo que dejaron de dar vueltas, movidas por el agua, para obtener el blanco elemento básico en la alimentación humana. No hay harina, no hay molinero ni agricultores que acudan con su carga sobre los animales. Descansarían al lado del molino mientras se transformaba el grano en polvo. Las muelas, pese a todo, se resisten a desaparecer, aunque la Naturaleza se empeñe en ello, y adoptan esta extraña imagen. Buen provecho.

No hay comentarios :

Publicar un comentario