De la fórmula magistral a la receta electrónica

Entrada a la exposición
"De la fórmula magistral a la receta eléctrónica" es el título de un libro que he escrito con motivo del primer centenario del Colegio Oficial de Farmacéuticos de la provincia de Huesca. Este texto de la contraportada resume qué pretende esta publicación:
La historia de la farmacia altoaragonesa es reflejo de los avatares por los que atraviesa la sociedad a lo largo de los tiempos. Es la memoria de las personas que ejercen esta profesión en un momento determinado y que responden con su esfuerzo a las demandas de sus convecinos. Esta labor cotidiana e individual se completa con otra faceta, la del gremio, asociación o colegio. El conjunto de la profesión se agrupa para defender sus intereses comunes, profundizar en su formación, velar por la adecuada práctica de la profesión o relacionarse con la Administración de forma coordinada. Nunca han faltado los problemas. Pero el repaso a la historia del colectivo farmacéutico permite comprobar que el conflicto se supera y la voluntad de servicio a la sociedad se mantiene y renueva. Los cien años de la última etapa, como Colegio Oficial, invitan a sentarse un momento, ver lo hecho, analizar el presente y diseñar líneas de futuro. Esta publicación puede ser un punto de referencia para esta tarea.


Portada del libro


El día 29 de noviembre se presentó el libro y, a continuación, una exposición denominada "Boticas y farmacias". Pretende explicar de forma gráfica cómo ha evolucionado la profesión a lo largo de los tiempos. La muestra reconstruye una pequeña farmacia de la provincia, a partir de muebles y elementos habituales en una botica. En este caso forman parte de la antigua farmacia de Sena. Además, recoge medicamentos,  morteros, recipientes diversos o aparatos para elaborar pastillas y píldoras, entre otros objetos de interés. Antes de la industrialización en la producción de medicamentos, cada boticario los elaboraba manualmente con los productos que atesoraba en su establecimiento. Los más valiosos o peligrosos los guardaba en un armario oculto, el ojo del boticario. Podrá visitarse desde el 29 de noviembre al 15 de diciembre en el aula 5 del Centro Cultural Ibercaja de la calle de Villahermosa en Huesca. Estos son algunos elementos de la muestra:

Elementos de la farmacia de Sena en la parte derecha
Vista general antes de cerrar las vitrinas
Útiles habituales en una antigua botica
El ojo del boticario, el tesoro oculto del farmacéutico
Mostrador de la botica de Sena con algunos útiles utilizados en la elaboración de medicamentos
Finalmente, el proyecto de ha completado con un blog en el que se han volcado casi 600 entradas con información de boticarios y farmacéuticos que han ejercido en la provincia a lo largo de los últimos siglos:Historias de boticarios.

1 comentario :

  1. Enhorabuena Julio. Siempre es entrañable ver trocitos de nuestra historia recogidos en pequeñas dosis y sin efectos secundarios

    ResponderEliminar