Una huelga oficial

Negros nubarrones se ciñen desde hace un tiempo sobre el mundo de la enseñanza
El habitual paseo matinal ha tenido un breve paréntesis con unos amigos con quienes he comentado alguna cuestión relacionada con los hijos, que cursan el mismo nivel en un centro de enseñanza oscense. Ha salido a relucir la huelga de estos días y uno de mis interlocutores me ha dicho que su zagal le vino a casa diciendo que la huelga convocada era una "huelga oficial". Debía ser el pasaporte para un seguimiento estricto. Suponía.
El caso es que la juventud actual asiste a un proceso que no se había dado en nuestra sociedad desde hace unas décadas. En lugar de mejorar sus condiciones de vida, salud, educación, asisten a un proceso inverso que les plantea un incierto futuro. 
Habrá que pensar que, ante este panorama, se recurra a la "huelga oficial" para reivindicar el nivel perdido.

No hay comentarios :

Publicar un comentario