Gatos observadores


El gato posa porque se lo ha indicado la dueña

En un paseo por Aragüés del Puerto lució en la puerta que hay junto al bar de la plaza este ejemplar de gato. Intenté varias veces que posara para la posteridad, pero fue la intervención de la dueña la que permitió inmortalizar al bicho en cuestión. Un ejemplar muy bonito.


El gato observa con un ojo abierto y otro medio cerrado las evoluciones del fotógrafo

Este otro gato estaba en Lastiesas Altas, un lugar atractivo como pocos pese a lo escaso de su volumen. El animal estaba tranquilament tomando la fresca sobre un sillón de mimbre en el pórtico de la iglesia de esta localidad. No estaba muy contento con el visitante y siguió atento sus movimientos hasta que se cansó y siguió dormitando. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario