Loporzano

Loporzano

Cuando llegas a Loporzano desde Estrecho Quinto esta es la silueta que define el paraje: la horizontalidad de la sierra -ahora con el atractivo de la nieve sobre Guara- y la verticalidad de la torre de la parroquial. La visita a la población resulta atractiva por el catálogo de arquitectura civil que presenta, con escudos nobiliarios en sus fachadas y la imaginación volando para pensar cómo sería en sus buenos tiempos la actual ruina de Casa Boticario. Por ejemplo. Lo completamos con una visita a la panadería, una conversación agradable y la memoria de los Banzo que aquí han vivido. Los recuerdos de mi madre -aunque saliera de aquí casi una niña- a base de repetirlos y aceptarlos, parecen propios.

No hay comentarios :

Publicar un comentario