Transporte de madera por el Guatizalema

Valle de Nocito

El transporte de madera desde el Pirineo a la tierra llana tuvo en los ríos su principal vía de comunicación. Cuando apenas había caminos y los medios de transporte tenían poca capacidad, llevar los troncos, bien sueltos bien en navatas, era el método habitual para las largas distancias.
Se ha recuperado con carácter festivo este método de transporte en el Cinca o el Gállego y hay noticias de la actividad económica que se generaba en torno a esta actividad cuando el camión y el asfalto o el ferrocarril no eran ni siquiera sueños. En ríos de menos entidad también se planteó el asunto. En el caso del Guatizalema, se hablaba de encauzar el río entre Nocito y Almunia del Romeral para “facilitar la extracción de maderas de los bosques que pueblan la sierra de Guara, Nocito y Valle de Serrablo”. En una publicación de 1859-1861 se escribió que con este fin “se concedió en 1856 la canalización del Guatizalema desde el pueblo de Nocito hasta mas debajo de la almunia de Romeral por ocho años y al peaje de 7’40 reales por cada madero, quedando después las obras a cargo de la provincia”.
La obra no se llevó a cabo. El dato figura en la página 181 de  la “Memoria sobre los productos de la Agricultura española reunidos en la Exposición general de 1857, presentada al excelentísimo señor ministro de Fomento por la junta directiva de aquel concurso”, impreso en la Imprenta Nacional de Madrid, en 1859-1861.

No hay comentarios :

Publicar un comentario