El horizonte está en el año 2024


Autovía mudéjar a la altura de Igriés


En esta tierra no debemos tener memoria y nos soliviantamos al escuchar algo que consideramos perjudicial, pese a que nos lo habían anunciado con anticipación. No hay fondos en 2013 para las obras de las autovías en obras: A-21, 22 y 23. No hay derecho, gritamos. Pero resulta que la ministra de Fomento, Ana Pastor, informó en el Senado el 14 de marzo pasado que “en el horizonte de 2024 su departamento va a realizar actuaciones en la red de gran capacidad de Aragón consistentes en la construcción de 388 kilómetros de nuevas autovías con una inversión de 2.254 millones de euros y 27 km de aumento de carriles en autovías en servicio con una inversión de 25 millones de euros”. Quedan doce años hasta esa fecha. También incluía en este paquete, entre otras obras, “la A-2 entre Alfajarín y Fraga”. No sé qué pensarán las concesionarias de autopistas.
La ministra de Fomento también se comprometía “con la mejora del Eje Pirenaico”, con la Travesía Central de los Pirineos anunciando una ayuda de 5 millones de euros, “que permitirá la realización de los estudios necesarios”. Los ferrocarriles también tenían su apartado. Así, explicó que en “la Red Convencional se va a trabajar con el objetivo de renovar el trayecto a Canfranc e implantar en 221 km el Asfa digital y además, hay actuaciones en marcha para suprimir 84 pasos a nivel”. Habrá que suponer que con el horizonte del 2024 también. Los entrecomillados pertenecen a la nota de prensa que Fomento emitió tras la comparecencia. Qué suerte tienen en Madrid con la abundancia de paciencia que atesoramos los aragoneses.

No hay comentarios :

Publicar un comentario