La llegada de la televisión a Huesca

Titular de Nueva España el 13 febrero 1959

El 12 de febrero de 1959, los estudios de Radio Huesca fueron marco para la primera parte de una ceremonia inédita en la ciudad: ver la televisión. Hacía tres años que la emisora E.A.J. 22 tenía sus instalaciones en la última planta del Coso Alto, 55. Estaba recién instalado un nuevo equipo emisor de la marca Philips. Esta coyuntura propició que fueran los estudios de esta emisora los que albergaran las primera pruebas que posteriormente, tuvieron una segunda parte en el domicilio del técnico Francisco Arnal.
Vinieron a Huesca el subdirector general técnico de TVE, Joaquín Sánchez Cordovés, Juan Ohms, director del grupo de telecomunicaciones de Philips, y Luis Sánchez, de la casa Giesa, suministradora del material. La expedición se dirigió al Gobierno Civil, donde fueron recibidos por el titular de esta dependencia, José Riera Aísa. Tras una reunión, todos los presentes se dirigieron a los estudios de Radio Huesca. Allí había un televisor Philips de 17 pulgadas dispuesto para la prueba. La señal de prueba llegó desde el emisor de La Muela, en Zaragoza. El resultado, a juzgar por la crónica de la Nueva España, fue positivo.
Luego, por la noche, coindiciendo con la emisión convencional de Televisión Española, autoridades provinciales y locales se dieron cita en el domicilio de Francisco Arnal,  junto a trabajadores de la emisora. Todo esto me lo contó Isaac Constante, que fue responsable técnico de Radio Huesca durante varias décadas y que en esas fechas ya trabajaba en la emisora.
La noticia ocupó la primera página, con grandes titulares, del periódico local. Una de las primeras consecuencias del hecho fue que se pudo ver pocos días después, en los pocos aparatos que entonces había, el partido de fútbol Real Madrid-Barcelona. Luego vendría la boda entre Balduino y Fabiola, pero eso es otra historia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario