¿Estamos tan lejos de 1974?

Ejemplar de "Pueblo de Dios" secuestrado por la autoridad gubernativa en 1974


Corría el mes de septiembre de 1974 cuando el viernes día 20 -así lo anoté al guardarlo- la autoridad gubernativa  tuvo a bien secuestrar un ejemplar de “Pueblo de Dios”. Era una publicación oficial del Obispado de Huesca. Se iba a distribuir por las parroquias de la diócesis oscense el siguiente domingo, día 22.
La página 3 del nº 24 (segunda época) de “Pueblo de Dios” estaba íntegramente dedicada a recoger un manifiesto de la HOAC. Aquello era demasiado. Se hablaba del “abandono del sector agrícola”, el “fracaso de los polos de desarrollo” y “la falta de puestos escolares”. Consideraba un mito la igualdad de oportunidades. Aludía a la “emigración interna y externa de los trabajadores españoles”, “la explotación de los emigrantes norteafricanos”, “el problema de la vivienda”, “la manipulación del consumidor”, “los bajos salarios, el pluriempleo y la subida galopante de los precios”, “el paro obrero”, “la eventualidad a que nos vemos sometidos muchos trabajadores” o “la ineficacia de cauces legales para defender legítimamente nuestros deseos”, entre otras cuestiones, algunas de ellas  relacionadas con la represión de libertades civiles.
Esto sucedía en 1974, pero si se relee con detalle hay cosas tan cercanas que no parece que haya cambiado tanto este país desde esa fecha hasta este momento. Impresionante. Por cierto, en la primera página estaba esta pregunta: "Año 2000: ¿cómo comeremos?". En la segunda, se recogían unas palabras del entonces obispo de Mallorca, Teodoro Úbeda. Hablaba de la necesidad de ser austeros en época de dificultad económica: "nos ha de afectar a todos y en mayor proporción a quienes disfrutan de mayores ingresos y de mayor volumen de gastos superfluos". Tantos años y mira...

No hay comentarios :

Publicar un comentario