El 23 de abril y la reivindicación

Interior de la ermita de San Jorge en Huesca

Huesca tiene doble celebración el 23 de abril. La primera es su tradicional romería a la ermita de San Jorge. Es el comienzo del calendario romero que pasará luego por Loreto y Salas en mayo, como citas más destacadas. Reuniones familiares y de amistades, gastronomía, tradiciones, cultura... Esencia de comunidad local con siglos de convivencia.
La segunda es la celebración del Día de Aragón, festividad de nuestro señor San Jorge. Las Cortes de Aragón, reunidas en Calatayud, decidieron en 1461 que esta jornada fuera festiva para recordar a la legendaria figura que ayudó a los aragoneses cristianos a conquistar la entonces musulmana Wasqa. Esto ocurrió en noviembre de 1096. El acuerdo de las Cortes lo recuperamos con la autonomía, en la década de los 80 del siglo pasado.
Fiesta local y fiesta aragonesa. El 23 de abril es día de asueto, sin la reivindicación que antaño fuera protagonista de esta jornada. Lo que no queda muy claro es si sucede esto porque tenemos la autonomía que queríamos o porque hemos perdido el aire reivindicativo. Si es esto último sería una pena, porque siempre hay que tener espacio y tiempo para reclamar mejoras y huir del conformismo. Me parece.

No hay comentarios :

Publicar un comentario